Croquetas de puerros y salmón ahumado

El otro día hice una quiche de puerros y salmón y me sobró bastante relleno, así que hice unas croquetas para aprovecharlo y menudo descubrimiento, me han encantado, quedaron suaves, ricas y diferentes.


Ingredientes:
2 puerros, solo la parte blanca
Salmón ahumado, unos 100 gr
2 huevos cocidos
50 gr aceite de oliva vírgen
50 gr de mantequilla
180 gr de harina
800 gr de leche
Nuez moscada
Pimienta
Sal

Elaboración del relleno de la quiche:
  1. Cortamos finamente los puerros y los pochamos en una sartén con un poco de aceite y mantequilla y un pellizco de sal hasta que estén blanditos.
  2. Cortamos el salmón en tiras finas y le damos una vuelta rápida en la sartén que tenemos los puerros pochados.
  3. Reservamos y dejamos enfriar.

La elaboración de la masa de croquetas:

Es la del libro de la Thermomix pero con una pequeña adaptación, en lugar de 170 gr de harina, he puesto 180 gr.
  1. Ponemos el aceite y la mantequilla en el vaso y programamos 3 minutos, Varoma. velocidad 3 y medio.
  2. Añadimos la harina y programamos 1 minuto, 100º, velocidad 2 y medio.
  3. Incorporamos los ingredientes restantes, menos la mezcla de puerros y salmón y los huevos cocidos.
  4. Mezclamos durante 10 segundos, velocidad 6 y a continuación añadimos dos cucharadas del relleno de la quiche que tenemos reservado.
  5. Programamos 30 minutos, Varoma, velociadad 4.
  6. Cuando pare la máquina, dejamos reposar unos minutos sin bajar el vaso y añadimos el resto de los puerros y salmón, los huevos cocidos picaditos, mezclamos bien con la espátula y comprobamos el punto de sal.

Untamos un molde rectangular con aceite o mantequilla y vertemos la bechamel, tapamos con papel film bien pegadito a la masa y dejamos enfriar, si es de un día para otro mejor.
Formamos las croquetas, las rebozamos en huevo y pan rallado y las freímos en aceite caliente.

En este caso he experimentado una opción nueva: llenar dos mangas pasteleras con el relleno, las he dejado enfriar y a la nevera toda la noche.
Al día siguiente, cortamos el pico de la manga pastelera un poco grande para que las croquetas tengan un tamaño medio y sobre un papel de horno vamos haciendo tiras con la masa.
A continuación con una tijera o un cuchillo, cortamos porciones de esa masa y a rebozar.
Esta forma es bastante cómoda pues no tienes que estar dando forma a las croquetas, que casi es la parte más pesada de la receta.

Elaboración tradicional:
  1. Calentamos la leche hasta hervir y reservamos.
  2. Ponemos una sartén al fuego con el aceite y la mantequilla y añadimos la harina de golpe, removemos sin parar durante dos minutos para que se cocine la harina y no tenga sabor a crudo.
  3. Transcurridos los dos minutos añadimos toda la leche y seguimos removiendo enérgicamente hasta que la harina se integre en la leche.
  4. Incorporamos nuestra mezcla de puerros y salmón y los huevos picados, seguimos removiendo y cocinamos unos minutos más. Comprobamos el punto de sal y rectificamos si fuese necesario.
  5. El resto igual.

Dificultad:

Empandillas de manzana

No creo que invente nada nuevo si digo que las manzanas, la mantequilla, el azúcar y la canela son los ingredientes que a mi entender mejor combinan. Los mezcles como los mezcles estarán riquísimos.
Pues bien, con estos ingredientes y unas obleas de La Cocinera, he hecho las típicas empanadillas, pero en versión dulce.



Ingredientes:
2 manzanas grandes
2 cucharadas de azúcar moreno
Un trozo de mantequilla, unos 50 gramos
Canela molida

Elaboración:
Pelamos las manzanas y las troceamos en trocitos pequeños, más o menos como picamos las patatas para hacer una tortilla.
En una sartén ponemos la mantequilla y cuando empieza a derretirse, añadimos las manzanas picadas, el azúcar moreno, o blanco si no tenéis y canela al gusto de cada cual.
Dejamos cocinar unos minutos, para que la manzana se ablande y caramelice.
Apartamos del fuego y dejamos enfriar.
Rellenamos las empanadillas con las manzanas y cerramos aplastando los bordes con un tenedor.


Freímos en abundante aceite caliente, aunque no demasiado para que no se quemen.
Colocamos las empanadillas sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.
Cuando enfríen espolvoreamos azúcar glas por encima y tenemos un postre muy rápido y con un sabor increíble.

Quería enseñaros la presentación que hizo el otro día el chef Fernando Canalesen Canal Cocina y es ni más ni menos que una jabonera de madera de Ikea.



Me encantó la idea porque yo tenía una que compré hace tiempo y que tenía guardada en un cajón sin usar, así que era el momento de utilizarla. ¿No os parece original? 

Este es el aspecto: crujiente por fuera y jugoso por dentro, casi como un strudel miniatura.


Con estas cantidades me han salido once empanadillas de tamaño pequeño. 

Dificultad:


Flan de galletas El Príncipe

Vais a flipar con este flan, porque no he visto cosa más rica, más sencilla y más rápida de hacer y es que atención: ¡se hace en el microondas!
Está tan rico que este fin de semana he hecho dos, uno el sábado y otro el domingo y han volado, está suave y con un sabor más que a flan, sabe a pudin, en serio no os costará nada, (bueno algún michelín que otro, pero ni caso), lleva pocos ingredientes y quedaréis como reyes. 



Ahí va la receta:

Ingredientes:
5 galletas El Príncipe rellenas de chocolate
Medio litro de leche
3 huevos
200 gr de azúcar
Caramelo líquido

Elaboración:
Caramelizamos un molde que sea apto para el microondas.




A continuación en un cuenco grande desmenuzamos las galletas, añadimos la leche, el azúcar y los huevos.

Batimos con la batidora y vertemos la mezcla en el molde.




Lo introducimos en el microondas a máxima potencia durante 7 minutos. 
Dejamos reposar 2 minutos y volvemos a ponerlo unos minutos más. La receta original dice 12 minutos, pero yo lo he tenido 6 minutos más, lo he pinchado con un palillo y como salía limpio lo he retirado.
Dejamos reposar y cuando esté completamente frío lo metemos en el frigorífico un par de horas.
Si hay tiempo se puede hacer de un día para otro, pero yo lo he hecho a las 11 y lo hemos comido a medio día y estaba suficientemente cuajado y frío.





La receta original en este enlace.

Dificultad:




Empanada de sardinas

En el puente del primero de mayo estuvimos en Sanxenxo con unos amigos y probé la empanada de "millo con xoubas" y me sorprendió, me gustan mucho las empanadas pero nunca la había probado de sardinas.
Hoy la he hecho en casa, con la masa de empanada que siempre sale perfecta y de relleno un sofrito de cebolla, ajo, tomate, unas sardinas pequeñitas y unas tiras de pimiento asado y mucha, mucha paciencia, pues limpiar las sardinas, quitarles las espinas y las escamas una por una, me ha llevado mucho tiempo, pero el resultado ha sido una empanada casi tan rica como la del restaurante de Galicia 


Ingredientes para la masa:
50 gr de agua
50 gr de aceite de oliva virgen extra
50 gr de vino blanco
90 gr de manteca de cerdo o mantequilla
1 huevo
30 gr de levadura fresca de panadería
450 gr de harina de fuerza
1 cucharadita de sal 
1 huevo para pintar

Elaboración en Thermomix:
  1. Ponemos los ingredientes en el vaso, excepto el huevo, la harina y la sal. Programamos 1 minuto, 37º, velocidad 2. A continuación añadimos el huevo y la levadura y mezclamos 5 segundos, velocidad 4.
  2. Incorporamos la harina, la sal y mezclamos 15 segundos, velocidad 6 y seguidamente programamos 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.
  3. Espolvoreamos la mesa de trabajo con harina, sacamos la masa del vaso, amasamos un poquito con las manos y formamos una bola.
  4. En este momento ya podemos utilizar la masa, pero yo la he dejado levar un rato hasta que dobló su volumen, la verdad es que con el calor que hace ahora sube muy rápido. Si no tengo mucha prisa, me gusta hacer este paso previo porque queda una masa más elástica y suave, pero ya digo que no es necesario.
Elaboración de forma tradicional:
Pulsando en este enlace y en este otro encontraréis unas recetas más sencilla y con con amasando manual, también es muy fácil y muy agradable de hacer, cuesta un poquito más pero el resultado es igual de rico.

Ingredientes para el relleno:
Una cebolla grande
Ajo
4 tomates pera
Salsa de tomate frito
Pimiento rojo asado
Sardinas 
Sal

Elaboración:
Precalentamos el horno a 200º.
En una sartén con un poco de aceite pochamos la cebolla y el ajo hasta que la cebolla se ponga suave y transparente.
A continuación añadimos los tomates pelados y cortados en trocitos pequeños, añadimos un poco de sal y dejamos sofreír todo el conjunto y cuando el tomate pierda el agua, añadimos dos cucharadas de un buen tomate frito, si es casero mucho mejor y reservamos.
Mientras se enfría, limpiamos bien las sardinas de escamas y espinas.

Montaje de la empanada:
Una vez levada la masa, la dividimos en dos partes. Estiramos un trozo de masa y colocamos sobre una bandeja de horno, a continuación ponemos el sofrito bien repartido y vamos colocando los lomitos de sardina como se ve en las fotos, salamos por encima.



Incorporamos a continuación unas tiras de pimiento rojo asado.



Tapamos con la masa restante. Hacemos un cordón con los dedos para sellar los bordes, pincelamos con huevo batido y decoramos a nuestro gusto.


Hacemos un agujerito en el centro para que salga vapor, a mi esta vez se me olvidó.
Introducimos la empanada en el horno a 200º hasta que esté dorada, aproximadamente 30 minutos.


Y aquí tenemos un riquísima forma de comer pescado.

Dificultad:




Flan de arroz con leche

Ayer preparé este flan como postre para el domingo, pero... me olvidé de él, así que por la tarde nos dimos un homenaje y que peligro, estaba riquísimo, fresquito y con un sabor a limón increíble y como no lleva horno, que lo hace todo solita la Thermomix, se hace en un santiamén.




La receta es muy fácil con la Thermomix pues hay que dejar los granos de arroz pulverizados, como si fuese azúcar glas y la verdad no se si con la batidora convencional se conseguirá. Quizás con el molinillo de café. Tengo que probarlo.

Ingredientes:
200 gr de azúcar
120 gr de arroz
La piel de medio limón, sólo la parte amarilla
1 litro de leche entera
3 huevos
100 gr de caramelo líquido

Elaboración en Thermomix:
Ponemos en el vaso de la Thermomix el arroz y el azúcar y pulverizamos durante 30 segundos, a velocidad 10.

Incorporamos la piel de limón lavada y seca y pulverizamos durante otros 30 segundos, a velocidad 10.

A continuación añadimos la leche y los huevos y programamos 15 minutos, temperatura 100º y velocidad 4.

Nos quedará con el aspecto de unas natillas muy espesas.
Ponemos el caramelo líquido en el molde, intentando que el fondo y las paredes se impregnen del caramelo.

Con mucho cuidado vertemos el flan en el molde y esperamos a que enfríe totalmente.

Una vez frío lo pondremos en el frigorífico como mínimo tres horas. aunque lo mejor es hacer el flan la víspera para que esté perfectamente cuajado y frío a la hora de desmoldarle.



En serio, está buenísimo y si no tienes Thermomix y te lo puedes permitir te diré que es una inversión que te durará toda la vida y no te arrepentirás.




La receta la vi aquí

Dificultad:





Conserva de bonito casera


Esta entrada huele a verano ¿verdad?, pues es cierto, esta receta la hice la temporada pasada,cuando los bonitos estaban ricos y a buen precio, pero como es la primera vez que lo hago de esta forma y recomendaban esperar unos meses para que macere el bonito en el tarro y quede más sabroso, pues no me atreví a escribirla sin probar antes cómo me había quedado.

Y el momento ha llegado, he abierto un frasco y os diré que está perfecto, riquísimo, nada que ver con las conservas del supermercado. A partir de ahora esta será mi forma de conservar el bonito, yo antes lo cocía primero y era un lío, pero ahora es sencillo, limpio y queda estupendo.


Pongo la elaboración de cómo lo he hecho yo, pero la receta con el paso a paso, podéis verla en Salseando en la cocina, un blog muy completo que no debéis perderos.

Ingredientes:
Bonito
Aceite
Sal

Elaboración:
Lo primero será hacernos con unos botes de cristal, en mi opinión no deben ser muy grandes, creo que es más práctico y los esterilizamos hirviéndolos en una olla durante 30 minutos. Sacamos del agua, los colocamos sobre un trapo de cocina y reservamos.

Le pedimos al pescadero que nos trocee y nos quite la piel y la espina central, de esta forma tenemos unos preciosos y limpios lomos de bonito.

Salamos el pescado como para cocinarlo, ni más ni menos, pero también se puede prescindir de este paso.

Tomamos un bote de cristal y añadimos como un dedo de aceite, esto es para que cuando incorporemos el bonito, el aceite se encargue de "rellenar los huecos" y así impedir que quede nada de aire entre los trozos.

Vamos introduciendo los lomos hasta ocupar el volumen del tarro, si nos quedase algún hueco lo rellenamos con algún trocito, pero nunca llegaremos hasta el borde, hay que dejar como un dedo de aire para que haga bien el vacío.



He usado un buen aceite de girasol como indica la receta original, aunque hice la prueba con un tarro y le puse aceite de oliva.
  
Ponemos las tapas, cerramos bien y los colocamos en una olla a la que previamente habremos puesto un trapo en la base, esto es para que no se golpeen al hervir. Añadimos agua hasta cubrir sobradamente los botes y dejamos cocer durante 45 minutos. Apagamos el fuego y dejamos que enfríen dentro de la olla.

Una vez fríos, volvemos a apretar un poco más si podemos las tapas, para asegurarnos que están perfectamente cerrados.

Ahora viene la parte más difícil, la espera, pues es recomendable dejar el bonito en maceración durante dos o tres meses en un lugar fresco y oscuro o en su defecto en la nevera.

Sólo deciros que merece la pena, no es tanto el esfuerzo para la recompensa de comer un bonito totalmente natural.

... y transcurrido el tiempo de espera, llegó el momento, ¡del tarro al plato!


Dificultad:

La gallina Turuleca está en mi cocina

Quién no ha cantado alguna vez la canción de Miliki
"La gallina turuleca, ha puesto un huevo, ha puesto dos, ha puesto tres...
Pues yo tengo una gallina, que no tiene las patas de alambre como la de la canción, pero que cuece los huevos en el microondas ella solita en 3 minutos.
Estoy encantada, es la manera más rápida y limpia de cocer un huevo y si le quiero pasado por agua, en dos minutos y 50 segundos a 800 de potencia, le tengo a mi gusto. 


La compré en una tienda de tipo bazar, es muy barata, pues no llega a los 3 euros.
Los soportes para los huevos los compré en Casa y los gorritos amarillos para que no se enfríen los huevos pasados por agua, también son de allí.




Tarta París mon amour

Una cosa me ha quedado clara:
¡NO SE PUEDE TRABAJAR CON FONDANT LOS DÍAS DE CALOR!
Mi idea era hacer una tarta pequeña y sencilla para celebrar el cumpleaños de mis hijos y me puse manos a la obra.
Horneé dos bizcochos, uno más ancho y bajito para la base y otro más alto y hasta ahí todo bien, los cubrí con buttercream de caramelo y los forré con fondant, uno rosa y otro blanco como se ve en la foto y como decoración opté por utilizar un cortador de galletas que me trajo mi hija de París con la forma de la Torre Eiffel pues quería darle un toque chic y parisino y ahí es donde se complicó la historia .
Las torres de fondant negro quedaban preciosas en la tarta pero con el calor del ambiente parecían tener vida propia y perdían la vertical, así que ha sido misión imposible hacer unas fotos algo decentes.


A pesar de todo, pudieron soplar la vela y pedir un deseo, que en definitiva era lo que yo quería.


El porta tartas es simplemente un tazón y un plato comprado en Ikea.




Tarta de arroz con leche

Esta tarta tiene dos ventajas: 
Una, que no necesita horno y dos, que está muy rica, así que os animo a hacerla, es el postre de toda la vida pero en versión tarta y para verano es ideal por lo fresquita que está.

Y así es como quedó, ¿os apetece un trocito?


La receta la encontraréis en este enlace.





Tarta casa de enanitos de fondant

Mateo, el "enano" de la familia cumplió ayer un año y para celebrarlo le hice una casita de enanitos con forma de seta, con sus pequeñas ventanas, su vistoso tejado rojo y el jardín repleto de flores que cuidan con esmero sus habitantes, uno riega, otro se encarga del huerto, otro les alumbra con su gran farol, mientras Mudito observa la escena con una gran sonrisa.



Montaje de la tarta:
  • En primer lugar haremos dos bizcochos de naranja siguiendo esta receta y los dejamos enfriar. Mientras enfrían, hacemos el buttercream de caramelo.
  • Colocamos un bizcocho sobre una base, ponemos una capa de crema de mantequilla y tapamos con el segundo bizcocho. 
  • A continuación untamos con una buena capa todo el bizcocho, esto es para que nos pegue bien el fondant.
  • Estiramos el fondant blanco con un rodillo, cubrimos con cuidado el bizcocho y estiramos bien para que no quede ninguna arruga.
  • Recortamos el fondant sobrante y pasamos la tarta al plato o fuente definitivo para continuar decorando la casita.
  • Para el tejado hacemos un círculo con fondant rojo, no tiene que ser perfecto, hacemos unas ondulaciones con los dedos y hasta que seque y endurezca colocamos un poco de papel de cocina engurruñado por debajo de los pliegues.
  • Los lunares del tejado los los hacemos con unas boquillas de diferentes tamaños o si no tenemos con cualquier otro objeto redondo.
  • Las ventanas son de fondant de chocolate oscuro y las repisas y la puerta con fondant de chocolate pero más claro.
  • Las florecitas están hechas con un cortador de flores con expulsor.

Y ya está, es como jugar con plastilina, es muy relajante y fácil, aunque lleva algo de tiempo. 


Dificultad:





Seguidores

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...