Aceite Hejul




En la entrada Cachelos con pescado ya os hablé de este aceite, os decía que se trata de una empresa familiar donde producen el mejor aceite que he probado jamás y estaréis pensando que soy una exagerada, pero de verdad que no y además no es que lo diga yo, ni los amigos a los que hemos contagiado el gusto por este manjar, lo dicen los premios que ha ganado, nacionales e internacionales.


En mi casa nunca faltan  estos aceites, ideales para las ensaladas y para la tostada con jamón y tomate de mi desayuno...


Estoy segura de que en cuanto los probéis, tampoco faltarán en la vuestra.



Os dejo el enlace a su página web donde explican los beneficios del aceite, sus productos, los reconocimientos de los que os hablaba e incluso alguna receta.

Templeton

Me vais a perdonar el atrevimiento, pero como madre del artista que soy, estoy en la obligación de promocionar un poco a estos chicos tan trabajadores y creativos. 

Se trata del grupo musical Templeton que acaban de grabar su tercer disco y como digo se lo merecen un montón, todos trabajan y usan su tiempo libre para crear, ensayar y promocionar lo que hacen, igual que el resto de grupos, no quiero decir con esto que sean especiales, aunque para mí si lo son, pues aunque soy la madre de uno de ellos, les considero a todos como hijos míos también. 
¡Ánimo chicos!

Cantabria dulce (2ª parte)

Esta entrada está especialmente dirigida a los que nos visitáis por primera vez, ya sé que hay muchas cosas bonitas que ver, la mayoría de ellas nos las ha dado la naturaleza que ha sido muy generosa con nuestra comunidad, pues aunque es pequeña tenemos de todo, una bahía preciosa, unos montes increíbles, por no hablar de Santillana del Mar, Comillas, San Vicente de la Barqueralos Valles Pasiegos, las cuevas de El Soplao, nuestra cocina es sencilla pero deliciosa y por si esto no fuera suficiente os pongo un enlace dirigido especialmente a los más golosos.

Voy a aprovechar para hablaros de la Confitería Santos de mi ciudad, donde se elabora el hojaldre más rico del mundo y ojo, que no es pasión, es la pura realidad.

Polkas

La tarta combina el crujiente del hojaldre, con el sabor y olor a mantequilla fresca y los trocitos de almendra... ¡deliciosa!
Tarta de hojaldre y manquilla
Lo dicho, que nadie se vaya sin probar estas maravillas.
Tenemos más, pero eso lo dejamos para otro día.

Nota: Las fotos están tomadas de Internet.

Libros de cocina vintage

Hoy en día todo lo que tiene más de 30 años decimos que es “vintage”, así que me incluyo, jajaja

Lo que os quiero enseñar son unos libros de cocina que llevan conmigo muchos años y que tenía un poco olvidados, pero ahora han vuelto a mí y me hace muchísima ilusión.


Ahora hay de todo y además al momento, que quieres una receta, de lo que sea, da igual, la buscas en Internet y te aparecerán tres mil, pero hace años nos apañábamos con lo que había, nos pasábamos recetas de madres a hijos, entre las amigas, las vecinas, en fin era como un blog de andar por casa.

Con estos libros aprendí a hacer rosquillas, natillas, el arroz con leche, croquetas y un sinfín de platos y todos salían bien, no conocía las cucharas medidoras “teaspoons”  ni las “cup” cocinábamos un poco a ojo, pero poco a poco me he ido metiendo en este mundillo y ahora tengo de todo y más y además me encanta.


Y nada más, sólo quería enseñaros mi pequeño tesoro que ahora leo y releo y me hace mucha gracia la forma de presentar las recetas en plan historieta.

Me comprometo a ir haciendo poco a poco, todas y cada una de las recetas, para después presentaros mi plato y su historieta correspondiente.


¿Os han gustado?

Bizcocho de calabaza

Tenía ojeadas dos recetas de Bizcocho de calabaza, una es de Guisarte y otra de Encar´s Bakery que es la que he hecho hoy, aunque no le he puesto manzana como indica la receta.
La receta es genial y es la segunda vez que la hago, la primera la pifié al desmoldarle, no me pude aguantar y no esperé a que enfriase totalmente el bizcocho y se quedó la mitad pegada al molde.
Os cuento esto para que tengáis paciencia y no os pase a vosotros.

Ingredientes:
300 gr de calabaza
300 gr de harina de repostería
4 sobres de gasificantes (dos blancos y dos malvas) Son de la marca Hacendado y los compro en Mercadona.
Medio sobre de levadura Royal
270 gr de azúcar
3 huevos grandes
150 gr de aceite de girasol
Azúcar glas para decorar

Elaboración:
Precalentamos el horno a 180º
Troceamos la calabaza y la cocemos en agua hirviendo hasta que esté blanda, la escurrimos en un colador y dejamos enfriar.
- El primer bizcocho que hice y que me desmoldó mal, lo hice así, cociendo la calabaza, pero hoy que tenía más prisa, la he triturado en la Thermomix y como queda muy fina, como una pasta, se cuece en el horno sin problemas y me ahorro un paso-
Tamizamos la harina con los gasificantes y la levadura y reservamos.
En un cuenco grande o en la Kichenaid como en mi caso, batimos la calabaza con el azúcar, el aceite y los huevos y cuando se forme una masa homogénea, añadimos la harina y seguimos batiendo hasta que se mezclen perfectamente todos los ingredientes.
Untamos con mantequilla o aceite un molde de bundt cake o cualquier otro molde que tengáis en casa y vertemos la masa.
Cocemos durante unos 40 minutos aproximadamente o hasta que pinchemos con un palillo y éste salga limpio.

Mirad qué pinta tenía al salir del horno. Dejamos enfriar completamente antes de desmoldarlo y colocamos sobre una rejilla.
Por último espolvoreamos con azúcar glas y a disfrutar de un bizcocho muy tierno, riquísimo y como no lleva leche es apto para los que tengan intolerancia a la lactosa.
No dejéis de hacerle, merece la pena.


Dificultad:

Tartaletas variadas

Recordando las tartaletas de crema catalana he pensado que podían quedar bien en versión salada.
Hoy he hecho la básica de tortilla de patata, pero pueden ser de morcilla, pastel de carne y un largo etc, tan largo como os deje vuestra imaginación.

Tartaletas de tortilla de patatas
Horneamos las empanadillas como en la receta de cestitas de crema catalana y reservamos.

Freimos unas patatas y mezclamos con huevo batido, igual que si de una tortilla de patatas se tratase, pero en lugar de cuajar en sartén, procedemos de la siguiente forma:

Ponemos un poco de tomate frito, si es casero muchísimo mejor, en el fondo de la tartaleta, a continuación llenamos con la mezcla de patatas y huevo y decoramos un un poco de beicon picadito, medio tomate cherry, un pimiento de piquillo, una cuñita de queso, o cualquier cosa que se os ocurra.

Introducimos en el horno que estará precalentado a 180º y las tenemos unos minutos para que cuajen.



Unas ideas para "abrir boca"


Tartaletas de morcilla:

Horneamos las empanadillas como en la receta de cestitas de crema catalana y reservamos.


Calentamos un poco de aceite en una sartén y doramos un poco los piñones, a continuación añadimos la morcilla desmenuzada y le damos unas vueltas, no es necesario freírla mucho pues luego en el horno se termina de hacer.

Ponemos en el fondo una cucharadita de cebolla confitada, ver receta aquí, echamos encima la morcilla con piñones y terminamos con un poquito de tomate frito.
Horneamos durante unos minutos para que se caliente todo el conjunto.
También podemos invertir el montaje, es decir: en el fondo ponemos el tomate frito, añadimos la mezcla de morcilla y piñones y terminamos con la cebolla confitada que con el calor del horno quedará crujiente y dará una textura diferente a la tartaleta.


Tartaletas de pastel de carne:

Horneamos las empanadillas como en la receta de cestitas de crema catalana y reservamos.


Ponemos un poco de aceite en una sartén y doramos un poquito de ajo, a continuación añadimos la carne picada, salpimentamos y le damos una vueltas, no es necesario freirla mucho pues luego en el horno se termina de hacer.

Ponemos en el fondo una cucharadita de tomate frito, ver receta aquí, echamos encima la carne picada y terminamos con un puré de patatas que habremos hecho previamente, según las instrucciones del fabricante. Podemos introducir el puré de patatas en una manga pastelera y con una boquilla rizada adornar la tartaleta.
Si os gusta el queso, que no es mi caso, se puede poner un poco de queso rallado por encima para que gratine.



Esta receta se presta al aprovechamiento y me explico: que nos han quedado restos de carne del cocido, unas pobres albóndigas, unos trozos de pollo asado que ya no interesan a nadie, pues bien, hacemos un sofrito con cebolla, pimiento rojo y verde y un tomate y lo ponemos en el fondo de la tartaleta, a continuación desmenuzamos la carne que queramos aprovechar y terminamos igualmente con el puré o con un poco de queso rallado.



¡Buen provecho!

Salmorejo de pimientos rojos asados

Si no te gustan los pimientos, no sigas leyendo, pero si te encantan como a mí,  por favor no te vayas, quédate con esta receta porque... ¡está de muerte!



Ingredientes:
250 gr de pimientos rojos asados
2 rebanadas de pan de molde sin corteza
1 ajo pelado, o 2 si os gusta más fuerte
Sal
Un chorrito de vinagre de módena (opcional)
75 gr de aceite de oliva vírgen extra

Elaboración:
En primer lugar encendemos el horno a 180 grados.
A continuación lavamos y secamos unos buenos pimientos rojos y los colocamos en una fuente que pueda ir al horno. 
Rociamos con aceite de oliva, ponemos un poco de sal y al horno durante 45 minutos aproximadamente.
Cuando estén asados, sacamos la fuente y la tapamos para que suden los pimientos y se pelen mejor.
Una vez fríos, los pelamos y quitamos el rabo y las pepitas. No tiréis el caldo que hayan soltado, que es oro líquido.
Para hacer el Salmorejo ponemos todos los ingredientes menos el aceite, en el vaso de la picadora y trituramos unos segundos, podemos añadir un poco del jugo que han soltado los pimientos al asarlos.
Ahora iremos añadiendo el aceite poco a poco para que se emulsione, como si se tratase de una mayonesa, hasta terminar todo el aceite.
Probamos de sal y rectificamos si fuera necesario.
Dejamos enfriar en el frigorífico y a la hora de servir adornamos con unas tiras de jamón formando un nido para los huevos de codorniz, pero bueno eso ya es cosa vuestra...

Elaboración en Thermomix:
Introducimos en el vaso los pimientos, el ajo, el pan, la sal, el vinagre de módena y trituramos unos segundos a velocidad 6.
Bajamos con la espátula los restos que hayan quedado por las paredes y la tapa.
A continuación y sin quitar el cubilete, programamos velocidad 5 y dejamos caer poco a poco el aceite sobre la tapa hasta terminarlo. De esta forma se emulsionará con el aceite y quedará una crema con un brillo y una textura increíble.


¡Está tan rico que no puedo dejar de comerlo!


La receta es de Kisko García y la vi en Canal Cocina, en el espacio "Recetas por 5 €"

Nota: 
Para los que no les guste éste de pimientos, pueden hacer el auténtico de tomates, cuya receta encontraréis aquí.


Dificultad:

Quiche de espinacas y gambas

Hoy ha tocado quiche para comer, la verdad es que es muy cómoda para llevar a la oficina, no mancha, no huele y además es muy fácil de hacer.



Ingredientes: 
1 lámina de masa quebrada
2 huevos
200 gr de leche evaporada Ideal o nata para cocinar 
1 bolsa de espinacas frescas
Un puñado de gambas peladas

Elaboración:
  1. Precalentamos el horno a 200º
  2. Untamos con un poco de mantequilla o aceite un molde desmontable.
  3. Forramos el molde con la masa quebrada y pasamos por encima el rodillo de cocina para recortar los bordes, pinchamos ligeramente con un tenedor sin llegar a perforar la masa y lo cubrimos con papel de hornear y colocamos unos garbanzos encima para que al hornear, la masa no suba.
  4. Cuando veamos que la masa toma color, la sacamos del horno y reservamos, queda un molde precioso, como una tartaleta.
  5. Mientras se hornea la base, cortamos unas gambas en trocitos y salteamos unos segundos en una sartén con un poco de aceite de oliva y un poco de sal. Reservamos.
  6. En otra sartén grande ponemos un poco de aceite y el contenido de una bolsa de espinacas frescas, de esas que ya vienen limpias y listas para usar. Al principio parecen muchas, pero se quedan en nada, ponemos algo de sal y salteamos un poco.
  7. Batimos los huevos con la leche evaporada, un poco de sal y añadimos la mezcla de espinacas y gambas.
  8. Vertemos todo el conjunto sobre la tartaleta de masa quebrada, repartimos bien y lo introducimos en el horno unos veinte minutos aproximadamente o hasta que pinchéis con un palillo y salga limpio.

Y ya está, tenemos un plato rico, sabroso y nutritivo.

Otra versión que he hecho pero que no saqué fotos, es la de puerros con beicon y que está para chuparse los dedos, es cuestión de ir probando con diferentes ingredientes. La próxima va a ser de morcilla y manzana. Ya os contaré.


Dificultad:

Pollo en su jugo

Una forma de asar el pollo muy sencilla y con un resultado estupendo.

Salpimentamos el pollo y lo ponemos en una fuente de horno. Le atáis las patas con un cordelillo,  yo no lo hice y me ha quedado algo despatarrao.

Acompañamos de unas patatas pequeñas partidas en trozos, pimientos rojos, zanahorias, una manzana partida en gajos, unos ajos enteros, unas chalotas, o con las verduras que más os apetezcan Salamos las verduras.

En un mortero machacamos un ajo con un poco de sal para que no salte y le añadimos aceite y un poco de tomillo y con este majado masajeamos el pollo para que tome sabor.



Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo, colocamos la fuente y dejamos hasta que nuestro pollito esté dorado y rico, rico.

A media cocción añadimos un vasito de vino blanco y regamos con su jugo.

¡Buen provecho!


Dificultad:

Con la entrada de la primavera: Algunas propuestas gastronómicas

Estrenamos estación y con ella, nuevas secciones en el blog: Una, de lugares, bares y restaurantes que nos gustan y otra, de planes, jornadas y eventos relacionados con la gastronomía.  En esta entrada, aquí van algunas de ellas: 
En el Barrio de Tetuán en Santander, una de las zonas gastronómicas más representativas de la capital. Una zona que ha recuperando el lugar que se merece en la ciudad, con sus actividades y jornadas gastronómicas a lo largo del año
Sin duda alguna Casa de comidas Tetuán es uno de mis favoritos. Un lugar para no perderse: precios muy asequibles, cocina de mercado y ya que estoy, os recomiendo sus sabrosas albóndigas de atún y su pulpo sobre una deliciosa mousse de patata. En su bonita terraza, aprovechando el buen tiempo en estos días, todo sabe mejor.



Este fin de semana podéis disfrutar de el III Encierro de Tetuán, con pincho + bebida por 2 euros, mercadillo el domingo y muchas, muchas más cosas. Toda la información en la Asociación de Hosteleros de Tetuán.


Folleto de las jornadas


Y en Torrelavega, podéis disfrutar aún, hasta el 30 de marzo, de las II Jornadas del Pulpo.

Si aún os queda tiempo para una comida de cuchara, éste es el último fin de semana, hasta el día 30 de marzo, para disfrutar de la I Ruta de los Pucheros de Cantabria, iniciativa de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) y El Diario Montañés. Se trata de un concurso gastronómico en el que se busca la mejor preparación de: el cocido montañés, el cocido lebaniego y la olla ferroviaria. Todos los restaurantes que participan y muchas cosas más interesantes sobre gastronomía de nuestra región podéis consultarlo en el estupendo blog de el Mule carajonero.

Cartel de las Jornadas
Me parece a mí que así va a ser imposible animarse a comenzar la "operación bikini", pero es lo que tiene vivir en una región gastronómicamente tan rica y variada. 

Mis primeros cake pops

La semana pasada Berta cumplió 5 años y quería algo rico para su cumple. Como ya había hecho galletas y cupcakes, este año tocaban cake pops. 

Estuve buscando por la red pero la mayoría llevaban queso crema y no me convencían, hasta que encontré éstos de Nutella.

Pongo aquí el enlace del blog Lolitapastelera que tiene un vídeo donde lo explica de maravilla.

Con las cantidades que indica el vídeo me salieron 34 bolitas. 





A Berta le han gustado, espero que a vosotros también.

Cantabria dulce

Tenemos fama de ser muy nuestros, serios, que nos cuesta abrirnos a los demás y no sé cuantas cosas más, pero son leyendas urbanas, hay de todo como en todas partes y para demostrar que tenemos nuestro punto dulce, he hecho unas galletas que representan un poco lo que tenemos: mar, montañas, historia y tradición y todo ello sobre un mapa hecho con fondant.



Y aquí un primer plano de una pasiega con pinta de sanota transportando a su pequeño en el cuevanuco. 







La mejor cafetería del mundo - Bollos de canela

Tachaaannn, redoble de tambores, la mejor cafetería del mundo está en... ¡mi casa!

Si, sí en mi casa y por si no me creéis os pongo una foto de mi merienda favorita:
Unos bollos de canela a los que creo me estoy haciendo adicta, luego me quejo que si un kilo más, que si en seguida llega el verano, pero es que no me puedo resistir a un bollito recién hecho y un rico café, qué le voy a hacer, soy débil...



La cosa empezó ayer cuando me acerqué a Lidl a comprar la masa de hojaldre, que ya he dicho que para mí es la mejor y justo al lado me topé con esta masa y como en el envase aparecían mis queridos bollos de canela, compré dos y me vine para casa la mar de contenta.
Bueno pues esta tarde lo he comprobado, está muy rica, es comodísimo, sólo preparar el relleno, precalentar el horno y en 20 minutos los tenemos.
No puedo explicar el olor que había por toda la casa ni lo ricos que están, así que tenéis que probar a hacerlos vosotros. 

Os explico cómo los hice y lo que necesitamos:

Dos láminas de masa
130 gr de mantequilla derretida
130 gr de azúcar
2 y media cucharaditas de canela
1 huevo batido
Azúcar perlado para decorar

Sacamos las láminas del envase y las desenrollamos.

En un cuenco mezclamos la mantequilla derretida, el azúcar y la canela, se formará como una pasta.

Con ayuda de una espátula de silicona, repartimos el relleno hasta cubrir toda la lámina de masa.

Una vez hecho esto lo enrollamos y cortamos rodajas del tamaño que más nos apetezca, a mi me han salido 11 trocitos de cada lámina.

Pintamos con huevo batido y los vamos colocando sobre una bandeja de horno y decoramos con un puñadito de azúcar perlado.

Controlamos el horno pero yo los he tenido unos 20 minutos a 200º con calor arriba y abajo.

No son los auténticos, pero están riquísimos.

Dificultad:


Panecillos


Hoy he hecho pan en la panificadora, bueno en realidad lo que he hecho ha sido amasar 360 gramos de agua y dos cucharadas de aceite de oliva vírgen extra con 500 gramos de harina ciabata, de las que venden en lidl.
Es una gozada pues lo único que hay que hacer es poner los ingredientes en la cubeta de la panificadora y seleccionar el programa 6.

Untamos un molde de hacer madalenas con un poco de aceite y reservamos.
Una vez terminado el amasado, espolvoreamos la mesa con harina, amasamos ligeramente y con una rasqueta vamos cortando trocitos de masa, procurando que sean de un tamaño similar.
Ponemos un plato con pipas, otro con sésamo, otro con tomates asados en aceite, otro con pasas y otro ajo en polvo y pimentón.

Tomamos la porción de masa, la ponemos en la palma de la mano, ponemos unas pipas, cerramos creando un poco de tensión y formamos una bolita, mojamos en un poco de aceite y después en las pipas y la colocamos en el molde de cupcakes.

Hacemos lo mismo con el resto de los bollitos.
Tapamos con papel film y dejamos levar hasta que doblen su volumen.
En ese momento los metemos en el horno que previamente habremos calentado a 250º, hasta que estén dorados.



Si no tenemos panificadora, pues no hay problema, ponemos en un cuenco la harina y vamos añadiendo el agua y amasando con la mano hasta obtener una masa lisa y algo pegajosa.
Hacemos una bola, tapamos con papel film o un trapo y la dejamos reposar para que haga el primer levado.
El resto de la elaboración, exactamente igual.


Tarta Ipad

Hemos estado de celebración de cumpleaños y mi hija ha hecho esta tarta, ha quedado genial y es un regalo especial para una persona muy especial que se merece todo y más.
Es un ipad de lo más completo, no le falta detalle y por tener tiene hasta el icono del "Blog de Lucía", ¿no es una pasada?.
El cuerpo de la tarta está hecho con sobaos, el resto con un poco de fontant y mucho, mucho cariño.

¡Muchas Felicidades!


Comer de tupper

Cada vez somos más las personas que nos vemos obligados a comer en el trabajo y ello no debe significar para nada descuidar nuestra alimentación, pero para ello debemos ser organizados y hacer en la medida de lo posible una programación del menú semanal, no es complicado y además lo podremos congelar e ir alternando para no aburrirnos comiendo siempre lo mismo.

Os propongo una serie de platos de los que hago en casa que me parecen adecuados para comer en el trabajo:


- Judías con tomate y huevos cocidos.
- Puré de verduras.
- Pastel de carne en tarro, que es muy cómodo.
- Quiche de puerros y salmón.
- Empanadillas al horno.
- Solomillo de cerdo en hojaldre con ciruelas.
- Empanada con el ingrediente que más os guste.
- Lentejas con verduras y chorizo.
- Strudel de bonito y pimientos.
- Albóndigas caseras.

Si a estos platos les añadimos fruta fresca: fresas, piña natural, plátano, mandarina o yogurt, pienso que es suficiente y a la hora de la cena lo compensaremos con los alimentos que nos hayan faltado en la comida: pescado, un filete, pollo, lo podremos cocinar y comer con más tranquilidad.

Es cuestión de ponerle imaginación y depende mucho de lo que coma cada uno y también dependerá de la estación del año, no es lo mismo comer en diciembre que apetecen platos más calentitos, que en verano que lo que apetece es un gazpacho, un puding de puerros, una ensalada de pasta...

Si tenéis posibilidad de calentar la comida en el microondas perfecto, pero en caso contrario os presento una fiambrera que se conecta a la red y en 10 minutos tenemos nuestra comida caliente.



Otra buena opción es la vaporera de Lékue donde podréis preparar en el microondas, desde verduras al vapor, hasta un rico arroz o un lomo de salmón, yo la utilizo bastante para las cenas y estoy contenta,  ya que  se cocina sin apenas grasa. Incluye un librito que explica las recetas con dibujos de una forma muy visual.



Un par de recomendaciones:
Si no podéis conservar el tupper en frío hasta la hora de comer, lo mejor es transportar la comida en un termo para sólidos, así no habrá ningún problema y se conservará perfectamente.


También es interesante que utilicéis un buen tupper, los "nomad" de la marca Valira van muy bien pues son herméticos al 100% y no se tiñen ni con salsas ni con tomate, son algo más caros pero merecen la pena.




Es cuestión de organizarse y siempre es mejor y más sano comer nuestra propia comida que la del bar de la esquina, que seguro está muy bien, pero además de resultar más caro, nos termina cansando.

Espero que esta entrada os haya ayudado un poco.

Arroz con tomate

Si le preguntas a los niños qué quieren para comer, la mayoría te dirá: Arroz con tomate.
Pues mirad que plato de arroz os presento, un osito blanco tomándose un baño en un rico y calentito tomate.
Con un plato así en la mesa, no hay chico ni grande que se resista, el único problema es la pena que da comer algo tan chulo.

A comeeeeer!!



Visto en www.pinterest.com/abemtirado/recetas/

El descanso de Papá Noel

Después de un duro trabajo todos necesitamos descansar y tratándose de Papá Noel con más motivo, ya que el pobre viaja sin descanso de un país a otro, pasando frío, colándose  por las chimeneas y por no llevar no lleva ni abrigo, así que cuando reparte todos los juguetes y regresa a su cabaña, entra en un profundo sueño y se queda como le veis en la imagen hasta el año siguiente...

¡Felices sueños!


La foto es una preciosa tarta que he visto en Pinterest.



Seguidores

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...