Gofres exprés en molde de silicona

Me encanta comprar cacharritos para la cocina, es un vicio, lo reconozco y hace un tiempo compré en Lidl unos moldes de silicona para hacer gofres en el horno y a pesar de que tengo gofrera, da igual, la caja con los moldes en cuestión terminaron de una forna "inexplicable" en mi carro de la compra y de ahí al armario.
El otro día en el programa Cocina con Sergio de la 1 de telvisión hizo unos gofres en unos moldes parecidos a los míos y me gustó porque son más rápidos de hacer, no llevan levado como los "auténticos" y también son más fáciles, pues no todo el mundo tiene una gofrera en casa y en cambio un horno tenemos todos.

Este tipo de gofres se pueden hacer para salado. En su blog,  María Lunarillos tiene un paso a paso para hacer un sandwich vegetal con una pinta requetebuenísima.



La foto corresponde a la receta de gofres vegetales del blog María Lunarillos


Tarta Fozen para Berta

La pequeña Berta ha cumplido 6 añazos y como tiene las ideas muy claras, quería una tarta Frozen para su cumpleaños y como la tecnología está para usarla, ella misma me grabó este mensaje: 
"¿me vas a hacer una tarta para mi cumple? y acto seguido ¿puede ser de Frozen, por favor?" y yo ante una petición así, no podía más que intentar hacer una tarta lo más bonita posible y hacerla feliz, así que deprisa y corriendo encargué a la tienda de María Lunarillos una oblea con los personajes que tanto les gustan y para darle un toque más realista le puse a la princesa Elsa y su inseparable Olaf.

... y Berta quedó encantada con su tarta y su princesa!!


Para la tarta hacemos dos bizcochos de naranja (ver aquí la receta), para el primer bizcocho llenamos un molde de 20 cm hasta las 3 cuartas partes y el segundo bizcocho le llenamos solo hasta la mitad y con el resto de masa hacemos tres cupackes de tamaño XL, para regalar a su hermano y a sus primos.

Mientras se hornean los bizcochos hacemos el buttercram de mantequilla, podéis ver aquí la receta, pero esta vez le añadimos unas gotas de tinte de color azul, de la marca Wilton.


Una vez horneados los bizcochos y completamente fríos, ponemos una capa generosa de buttercream sobre el primer bizcocho, tapamos con el segundo, cubrimos todo el pastel con más crema y lo llevamos al frigorífico para que endurezca un poco.

El resto del buttercream lo ponemos en una manga pastelera con una boquilla de estrella y reservamos.

El siguiente paso será estirar el fondant azul y formar un rectángulo de la altura de la tarta, yo me ayudo de un cordel de cocina, mido el contorno y la altura del bizcocho y así me resulta más fácil.

Luego amasamos y estiramos el fondant blanco y con un cuchillo afilado le hacemos unas curvas para que parezca nieve cayendo.


Lo siguiente es colocar la oblea sobre la tarta y con el buttercream que tenemos en la manga, hacemos unas estrellas en el borde de la tarta y en la base, como vemos en la foto.
Con esta misma crema pegamos a Elsa y Olaf y el número 6 que hice con fondant.



Los cupcakes llevan una capa de crema y sobre ella colocamos un disco de fondant blanco que haremos con un cortador o con un vaso y sobre él un trocito de fondant azul de forma irregular para que parezca un trozo de hielo.
Terminamos con unos copos de nieve de fondant hechos con unos cortadores con expulsor, que compré aquí y que son muy prácticos porque quedan perfectos.



Y  aquí los tres cupcakes.




Y aquí la niña del cumple que promete ser una gran repostera, con su delantal y todo, nos muestra una tartita hecha por ella  y con la ayuda de su hermano Mauro.


Dificultad:

Mis genes panaderos

Siempre he dicho que me encanta el pan, me gusta muchísimo amasar, el tacto de la harina, ver cómo leva la masa, es algo mágico y por no hablar del olor que envuelve la casa, y la satisfacción de comer algo que has hecho con tus propias manos, no tiene precio...

Os cuento todo esto porque este gusto por el pan se debe a algún gen panadero, pues primero mi abuelo y luego mis primos se han dedicado a la panadería, han trabajado muchísimo, pero han hecho un pan fantástico.

En este enlace mi primo cuenta un poco la historia de los comienzos de nuestro abuelo panadero.

Pongo una muestra de panes hechos en estas manitas, para ver la receta, pulsad sobre la imagen.











Espero que os animéis, es muy fácil y os diré que hacer pan engancha, pues cuando haces tu primer pan es muy difícil no hacer más...


Vídeos curiosos de Justin Chapple

Esta tarde me he topado con estos vídeos, son simpatiquísimos y a pesar de que no entiendo lo que dice, me han encantado.

Son trucos fáciles y rápidos y que nos pueden servir en un momento dado. Os pongo una selección con los que más me han gustado y espero que a vosotros también os gusten...











Fieduá fácil y rápida


Este plato es muy socorrido y recurro a él algún domingo que otro, porque se hace muy rápido y queda muy rico.

Para este plato es primordial hacer un buen caldo de pescado, pues es el que le va a dar sabor a la pasta, y también un rico sofrito, y con muy poco más, tenemos un plato ideal para esos días que no tenemos muchas ganas o tiempo de estar en la cocina.

Para hacer el caldo de pescado ponemos en una olla unos huesos de rape, unas cabezas de gamba, cebolla, un puerro, una zanahoria, un tomate pelado, un trozo de pimiento rojo y una hoja de laurel, si os gusta.
Dejamos que hierva y vamos quitando la espuma que se va creando en la superficie, esto es para que nos quede un caldo limpio. Dejamos hervir unos 15 minutos, apagamos colamos y reservamos.

Ingredientes:

Para el sofrito:
Pimiento rojo y verde
Un par de ajos
La parte blanca de un puerro
Unos champiñones
2 cucharadas de tomate frito

Para la fideuá:
Unos chipirones cortados en anillas
Fideos especiales para fideuá
Unas gambas 
Almejas
Una naranja y un limón
Sal
Azafrán

Lo primero que haremos será picar finamente los ingredientes del sofrito y reservamos.
Ponemos un poco de aceite en la paella y echamos las gambas, las doramos un minuto y las retiramos, hacemos esto para que el aceite tome el sabor de las gambas y el sofrito quede más sabroso.
A continuación ponemos los ingredientes del sofrito y vamos rehogando hasta que esté hecho.
Seguidamente añadimos los calamares y sofreímos un poco, ponemos los fideos y les damos unas vueltas, añadimos el zumo de la naranja y del limón y el caldo, la sal, las hebras de azafrán y dejamos cocer hasta que los fideos estén en su punto, y antes de que se quede sin caldo, añadimos las almejas y terminamos decorando con las gambas que tenemos reservadas.

La proporción que utilizo es por cada cazo de fideos, pongo dos y un poco más de caldo.


Retiramos, dejamos reposar unos minutos y ¡a comer!


Se puede acompañar de un buen alioli servido en una salsera para que cada uno se sirva si le apetece.






Dificultad:



Hoy es el día de los enamorados...

Como decía la canción que cantaba Monna Bell
Hoy es el día de los enamorados
con ansias y esperanzas de un querer
Por eso, teniéndote a mi lado.
tu amor en ese día lograré...

Es verdad, es un poco cursi y para mi el 14 de Febrero es un día más, aunque cuando lo digo parezco un bicho raro, pero soy de la opinión que el amor, el respeto, el cariño, la amistad, etc. no es cosa de un día, pienso que hay que demostrarlo cada día y durante toda la vida, pero este año me he dejado llevar y os presento un bizcocho en taza o "mug cake" para que si a vosotros os hace ilusión celebrarlo, por muy poco dinero y nada de esfuerzo tenéis un detallito para vuestros enamorados, con el añadido de que está hecho por vosotros y con todo el amor del mundo...

¡¡Este es mi mug cake dedicado a mi enamorado y a todos vosotros!!





Ingredientes:
4 cucharadas de harina 
4 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de cacao sin azúcar Valor
1 huevo
3 cucharadas de leche
3 cucharadas de aceite de oliva
La punta de una cucharadita de café, de levadura Royal

Dos cucharaditas de las de café de Nocilla blanco (esto se lo he añadido yo por mi cuenta)

Es muy sencillo de preparar:
Escogemos una taza bonita o que nos traiga algún recuerdo especial, la untamos bien con mantequilla y la reservamos.
En un cuenco mezclamos primero los ingredientes sólidos y procuramos que no queden grumos, a continuación añadimos el huevo, la leche y el aceite y seguimos mezclando hasta obtener una masa lisa y brillante. 
Llenamos la taza hasta tres cuartas partes y en este momento es cuando le incorporo la crema de chocolate blanco.
Lo llevamos al microondas y lo programamos 1 minuto a potencia 600 y otro minuto a potencia 800.
Pinchamos con un palillo y si sale limpio lo retiramos y dejamos enfriar. Hay que vigilar que no se nos haga demasiado para que quede más jugoso.
Mientras se enfría batimos 50 gramos de mantequilla a temperatura ambiente, 70 gramos de azúcar glas tamizada y un chorrito de caramelo líquido hasta formar una crema, la metemos en una manga pastelera y con la boquilla 1M hacemos un rosetón sobre el bizcochito.
Este paso le podemos saltar y simplemente espolvoreando azúcar glas quedará estupendo.

Y como una imagen vale más que cualquier explicación, os pongo uno gráfico de cómo se prepara.

http://allrecipes.co.uk/guide/chocolate_mug_cake/


No está en español, pero es muy visual y creo que se puede entender.

Esta receta la tengo desde hace muchísimo tiempo y la vi aquí.


Galletas con mensaje

Este fin de semana hemos estado de celebración, ha habido tarta como en todos los cumpleaños y además le hemos preparado unas galletitas en plan scrabble, son pequeños y divertidos bocados y también son una sorpresa, porque hasta que no está terminado no puedes leer el mensaje. 
Os pongo unas fotos de como se va construyendo la dedicatoria.
Inspiración: blog "nosoloazúcar.com"

Aquí tenemos las galletas revueltas
Ya tenemos la primera palabra


Vamos con la segunda...
El nombre del cumpleañero...

Ya casi lo tenemos...

¡¡¡Y ya tenemos terminado el mensaje!!!

La receta y la elaboración de las galletas la encontraréis aquí.
Dejamos enfriar las galletas y con el mismo cortador cortamos el fondant, le pegamos a la galleta con un poco de leche condensada y dejamos que seque el fondant para escribir las letras con un rotulador de tinta comestible.

¡¡¡No quedan perfectas pero están hechas con mucho, mucho cariño!!!


Tarta mousse de queso y frambuesas

El otro día moneando por la red me encontré con un blog precioso y  con esta receta, me ha parecido muy bonita y fácil porque lleva muy pocos ingredientes y además no necesita horno y eso es de agradecer, ¿a que sí?.

Esta receta no la he hecho yo porque como no me gusta el queso no hago nada que lleve ese ingrediente, pero pongo sus fotos porque como digo son preciosas.

Pulsando en enlace del blog To be gourmet encontraréis un paso a paso muy bien explicado.




Dificultad:




Panettone en panificadora

Como dice una canción de Templeton "sabe mejor, el pan de los domingos, siempre sabe mejor..."



Pues eso, todo sabe mejor después de las Navidades, porque son días de atracones de comida, de dulces, de todo, son demasiadas cosas concentradas en una semana.

Así que hoy me ha parecido un buen día y he hecho este panettone en la panificadora y aunque no es el auténtico, creo que ha quedado estupendo.



Ingredientes:
Para el poolish
  • 100 gr de leche templada
  • 100 gr de harina de fuerza
  • 1 pizca de levadura seca de panadero
Para el panettone 
  • Todo el poolish
  • 2 huevos batidos
  • 60 gr de mantequilla a dados
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de agua de azahar o vainilla
  • 40 gr de azúcar
  • 250 gr de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de levadura seca de panadero
  • Pasas, orejones, pepitas de chocolate...
Elaboración:
La noche anterior preparamos el poolish mezclando en un cuenco todos los ingredientes con ayuda de una cuchara. Dejamos reposar hasta el día siguiente.
Al día siguiente ponemos en la cubeta de la panificadora todo el poolish con el resto de ingredientes en el orden que están escritos y seleccionamos el programa "Dulce", en mi caso es el número 4, peso 750 gramos, tostado medio.
Cuando pite la máquina, añadimos los tropiezos que más nos gusten, yo le he puesto orejones picaditos, pepitas de chocolate y gotas de chocolate de las de fundir.
Dejamos trabajar a la panificadora y al finalizar sacamos el panettone y dejamos enfriar sobre una rejilla.




Esta receta es de Ma Petite Boulangerie y ella da un truco estupendo para que el panettone tenga un bonito color dorado y es que cuando falten 25 minutos para terminar el programa, tapemos la rejilla de la panificadora con un paño de cocina. Hacedlo porque de verdad funciona.

Dificultad:



Seguidores

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...