Flan de arroz con leche en Thermomix

Ayer preparé este flan como postre para el domingo, pero... me olvidé de él, así que por la tarde nos dimos un homenaje y que peligro, estaba riquísimo, fresquito y con un sabor a limón increíble y como no lleva horno, que lo hace todo solita la Thermomix, se hace en un santiamén.




La receta es muy fácil con la Thermomix pues hay que dejar los granos de arroz pulverizados, como si fuese azúcar glas y la verdad no se si con la batidora convencional se conseguirá. Quizás con el molinillo de café. Tengo que probarlo.

Ingredientes:
200 gr de azúcar
120 gr de arroz
La piel de medio limón, sólo la parte amarilla
1 litro de leche entera
3 huevos
100 gr de caramelo líquido

Elaboración:
Ponemos en el vaso de la Thermomix el arroz y el azúcar y pulverizamos durante 30 segundos, a velocidad 10.

Incorporamos la piel de limón lavada y seca y pulverizamos durante otros 30 segundos, a velocidad 10.

A continuación añadimos la leche y los huevos y programamos 15 minutos, temperatura 100º y velocidad 4.

Nos quedará con el aspecto de unas natillas muy espesas.
Ponemos el caramelo líquido en el molde, intentando que el fondo y las paredes se impregnen del caramelo.

Con mucho cuidado vertemos el flan en el molde y esperamos a que enfríe totalmente.

Una vez frío lo pondremos en el frigorífico como mínimo tres horas. aunque lo mejor es hacer el flan la víspera para que esté perfectamente cuajado y frío a la hora de desmoldarle.



En serio, está buenísimo y si no tienes Thermomix y te lo puedes permitir te diré que es una inversión que te durará toda la vida y no te arrepentirás.




La receta la vi aquí

Dificultad:





Conserva de bonito casera


Esta entrada huele a verano ¿verdad?, pues es cierto, esta receta la hice la temporada pasada,cuando los bonitos estaban ricos y a buen precio, pero como es la primera vez que lo hago de esta forma y recomendaban esperar unos meses para que macere el bonito en el tarro y quede más sabroso, pues no me atreví a escribirla sin probar antes cómo me había quedado.

Y el momento ha llegado, he abierto un frasco y os diré que está perfecto, riquísimo, nada que ver con las conservas del supermercado. A partir de ahora esta será mi forma de conservar el bonito, yo antes lo cocía primero y era un lío, pero ahora es sencillo, limpio y queda estupendo.


Pongo la elaboración de cómo lo he hecho yo, pero la receta con el paso a paso, podéis verla en Salseando en la cocina, un blog muy completo que no debéis perderos.

Ingredientes:
Bonito
Aceite
Sal

Elaboración:
Lo primero será hacernos con unos botes de cristal, en mi opinión no deben ser muy grandes, creo que es más práctico y los esterilizamos hirviéndolos en una olla durante 30 minutos. Sacamos del agua, los colocamos sobre un trapo de cocina y reservamos.

Le pedimos al pescadero que nos trocee y nos quite la piel y la espina central, de esta forma tenemos unos preciosos y limpios lomos de bonito.

Salamos el pescado como para cocinarlo, ni más ni menos, pero también se puede prescindir de este paso.

Tomamos un bote de cristal y añadimos como un dedo de aceite, esto es para que cuando incorporemos el bonito, el aceite se encargue de "rellenar los huecos" y así impedir que quede nada de aire entre los trozos.

Vamos introduciendo los lomos hasta ocupar el volumen del tarro, si nos quedase algún hueco lo rellenamos con algún trocito, pero nunca llegaremos hasta el borde, hay que dejar como un dedo de aire para que haga bien el vacío.



He usado un buen aceite de girasol como indica la receta original, aunque hice la prueba con un tarro y le puse aceite de oliva.
  
Ponemos las tapas, cerramos bien y los colocamos en una olla a la que previamente habremos puesto un trapo en la base, esto es para que no se golpeen al hervir. Añadimos agua hasta cubrir sobradamente los botes y dejamos cocer durante 45 minutos. Apagamos el fuego y dejamos que enfríen dentro de la olla.

Una vez fríos, volvemos a apretar un poco más si podemos las tapas, para asegurarnos que están perfectamente cerrados.

Ahora viene la parte más difícil, la espera, pues es recomendable dejar el bonito en maceración durante dos o tres meses en un lugar fresco y oscuro o en su defecto en la nevera.

Sólo deciros que merece la pena, no es tanto el esfuerzo para la recompensa de comer un bonito totalmente natural.

... y transcurrido el tiempo de espera, llegó el momento, ¡del tarro al plato!


Dificultad:

La gallina Turuleca está en mi cocina

Quién no ha cantado alguna vez la canción de Miliki
"La gallina turuleca, ha puesto un huevo, ha puesto dos, ha puesto tres...
Pues yo tengo una gallina, que no tiene las patas de alambre como la de la canción, pero que cuece los huevos en el microondas ella solita en 3 minutos.
Estoy encantada, es la manera más rápida y limpia de cocer un huevo y si le quiero pasado por agua, en dos minutos y 50 segundos a 800 de potencia, le tengo a mi gusto. 


La compré en una tienda de tipo bazar, es muy barata, pues no llega a los 3 euros.
Los soportes para los huevos los compré en Casa y los gorritos amarillos para que no se enfríen los huevos pasados por agua, también son de allí.




Tarta París mon amour

Una cosa me ha quedado clara:
¡NO SE PUEDE TRABAJAR CON FONDANT LOS DÍAS DE CALOR!
Mi idea era hacer una tarta pequeña y sencilla para celebrar el cumpleaños de mis hijos y me puse manos a la obra.
Horneé dos bizcochos, uno más ancho y bajito para la base y otro más alto y hasta ahí todo bien, los cubrí con buttercream de caramelo y los forré con fondant, uno rosa y otro blanco como se ve en la foto y como decoración opté por utilizar un cortador de galletas que me trajo mi hija de París con la forma de la Torre Eiffel pues quería darle un toque chic y parisino y ahí es donde se complicó la historia .
Las torres de fondant negro quedaban preciosas en la tarta pero con el calor del ambiente parecían tener vida propia y perdían la vertical, así que ha sido misión imposible hacer unas fotos algo decentes.


A pesar de todo, pudieron soplar la vela y pedir un deseo, que en definitiva era lo que yo quería.


El porta tartas es simplemente un tazón y un plato comprado en Ikea.




Tarta de arroz con leche

Esta tarta tiene dos ventajas: 
Una, que no necesita horno y dos, que está muy rica, así que os animo a hacerla, es el postre de toda la vida pero en versión tarta y para verano es ideal por lo fresquita que está.

Y así es como quedó, ¿os apetece un trocito?


La receta la encontraréis en este enlace.





Tarta casa de enanitos de fondant

Mateo, el "enano" de la familia cumplió ayer un año y para celebrarlo le hice una casita de enanitos con forma de seta, con sus pequeñas ventanas, su vistoso tejado rojo y el jardín repleto de flores que cuidan con esmero sus habitantes, uno riega, otro se encarga del huerto, otro les alumbra con su gran farol, mientras Mudito observa la escena con una gran sonrisa.



Montaje de la tarta:
  • En primer lugar haremos dos bizcochos de naranja siguiendo esta receta y los dejamos enfriar. Mientras enfrían, hacemos el buttercream de caramelo.
  • Colocamos un bizcocho sobre una base, ponemos una capa de crema de mantequilla y tapamos con el segundo bizcocho. 
  • A continuación untamos con una buena capa todo el bizcocho, esto es para que nos pegue bien el fondant.
  • Estiramos el fondant blanco con un rodillo, cubrimos con cuidado el bizcocho y estiramos bien para que no quede ninguna arruga.
  • Recortamos el fondant sobrante y pasamos la tarta al plato o fuente definitivo para continuar decorando la casita.
  • Para el tejado hacemos un círculo con fondant rojo, no tiene que ser perfecto, hacemos unas ondulaciones con los dedos y hasta que seque y endurezca colocamos un poco de papel de cocina engurruñado por debajo de los pliegues.
  • Los lunares del tejado los los hacemos con unas boquillas de diferentes tamaños o si no tenemos con cualquier otro objeto redondo.
  • Las ventanas son de fondant de chocolate oscuro y las repisas y la puerta con fondant de chocolate pero más claro.
  • Las florecitas están hechas con un cortador de flores con expulsor.

Y ya está, es como jugar con plastilina, es muy relajante y fácil, aunque lleva algo de tiempo. 


Dificultad:





Panadería "El Cruce"

Los que me conocen un poco saben lo mucho que me gusta hacer pan, meter las manos en la harina, amasar y el olor a pan recién horneado me chifla, pero hay otra cosa que también me gusta mucho y son las miniaturas y como tengo un primo panadero, se me ocurrió hacerle una panadería, con horno de leña, panadero y todo y como homenaje a mi querida tía Gloria, la coloqué despachando detrás del mostrador.
Me ayudó mi amiga Aurora y lo pasamos muy bien, hicimos muchas cosas nosotras mismas, el calendario, el cartel con el nombre de la panadería, la instalación eléctrica típica de la época, la leña, la lámpara es totalmente artesanal y hasta la toquilla que lleva mi tía la hice a ganchillo y lo mejor de todo es que a mi a mi primo le encantó y cada vez que nos vemos me lo recuerda.


La panadería "El Cruce" está en la Vega de Pas, un pueblo precioso donde se come de maravilla y donde podréis degustar tanto la ríquisima quesada pasiega, (para mi la mejor es la que venden en el Bar Méjico), así como los auténticos sobaos de mantequilla...

¡Se me hace la boca agua!



Pastel de cerezas

Hay amigos para toda la vida y una de ellas siempre serás tú, Guiller, porque hemos vivido muchas cosas juntas y aunque no nos veamos con mucha frecuencia, sabemos que nos tenemos la una a la otra. 
Pues bien, el viernes por fin quedamos junto con mi hija, lo pasamos muy bien, nos pusimos al día y prometimos quedar más a menudo.
Me hacía tanta ilusión que deprisa y corriendo preparé un sencillo bizcocho, un buttercream de caramelo y como decoración unas cuantas cerezas, yo quedé bastante contenta con el resultado y a ella le gustó mucho.


Ingredientes:
250 gr de azúcar
1 naranja entera de zumo sin pelar
3 huevos
100 gr de aceite de oliva
1 yogurt natural (yo utilizo la medida del yogurt pero de leche)
250 gr de harina 
1 sobre de levadura Royal
Un pellizco de sal

Elaboración:
Precalentamos el horno a 180º.
Untamos un molde de corona con mantequilla y espolvoreamos con almendra molida o harina.
Ponemos en el vaso de la Thermomix, el azúcar, la naranja troceada y los huevos. Cerramos y programamos 3 minutos, 37º, velocidad 5. Con este paso conseguimos un bizcocho más esponjoso.
A continuación, añadimos el aceite y la leche y mezclamos unos segundos a velocidad 2 y medio.
En este momento incorporamos la harina, la levadura y la sal y mezclamos durante 15 segundos en velocidad 2 y medio.
Terminamos de mezclar con la espátula.
Vertemos la masa en el molde y dejamos cocer durante 45 minutos, esto siempre en función del tipo de horno.
Transcurrido este tiempo o un poco antes, pinchamos con un palillo y si éste sale limpio los sacamos, dejamos enfriar un poco antes de desmoldarlo pues si lo intentamos estando caliente se romperá.

Para hacerlo de forma tradicional, en un cuenco grande, batimos los huevos con el azúcar, añadimos la leche, el aceite, ralladura de una naranja y también se puede poner un poco del zumo.
A continuación vamos agregando la harina, la levadura y la sal y mezclamos bien.
Luego al horno igual que en la elaboración con Thermomix.

Para el buttercream:
250 gr de mantequilla sin sal
400 gr de azúcar glas tamizada
30 gr de leche
50 gr de caramelo líquido

Disolvemos el caramelo en la leche templada y reservamos.
Tamizamos el azúcar glas.
Si lo hacemos con la KitchenAid, ponemos el azúcar y la mantequilla en el vaso, añadimos la leche con el caramelo y batimos a velocidad baja durante 1 minuto.
A continudación batimos 4 o 5 minutos a velocidad media hasta obtener una crema sin grumos.
La receta original la podéis ver aquí.

Una vez el bizcocho frío, le partimos al medio en sentido horizontal, ponemos una capa de buttercream de caramelo y tapamos.

Introducimos el buttercream en una manga pastelera y con una boquilla de estrella, en mi caso la 1M de Wilton, vamos decorando el bizcocho, por último colocamos unas cerezas y al frigorífico para que la crema de mantequilla endurezca un poquito.

Es muy fácil de hacer y queda bastante vistoso por el colorido de las cerezas.


Dificultad:




Garbanzos con gambas y almejas

Cuando vi esta receta sentí curiosidad, pues en casa los garbanzos siempre los he puesto en plan cocido, con carne y todo su acompañamiento, pero nunca con marisco y he de decir que tenía mis dudas, pero como la receta me pareció muy fácil de hacer y la foto se veía tan apetecible. que me terminó de convencer, pues bien, hoy lo he preparado para comer y estaba riquísimo.

Pongo el enlace para que veáis la receta que está muy bien explicada y unas fotos de cómo me quedó a mi.



¡Para chuparse los dedos!


Dificultad:




Vacaciones en Milán

Ya estoy de vuelta.
Vaya lío he tenido, es lo que tienen las vacaciones, que lo pasas genial, primero preparando el viaje, informándote sobre la ciudad que vas a visitar, hacer la maleta, echar un vistazo a las guías, todo es ilusión y cuando llegas al destino es un no parar, no quieres perderte nada y al final te pasa factura, porque vienes cansada y en casa tienes un montón de cosas pendientes, aunque es verdad que enseguida se vuelve a la rutina y lo que queda es ver las fotos, recordar las cosas bonitas que has visto y soñar con el siguiente.
Este año he estado con mis hermanas en Milán, Bérgamo, Lago Como y Venecia. ¡Una preciosidad!

El Duomo de Milán
Caminando por los tejados
Bérgamo desde el Castillo

A la izquierda: Basílica Santa María la Mayor y Capilla Colleoni
Gran Canal y Puente Rialto en Venecia
Plaza San Marcos desde lo alto del Campanile
Un paseo por el Lago Como



Arroz con verduras en Thermomix

Hace tiempo que tengo la Thermomix. la utilizo muchísimo y me es de gran ayuda, ahora que la conozco, no imagino mi cocina sin ella, pero en todo este tiempo nunca había hecho arroz, hasta que encontré el blog: "Misthermorecetas.com".
He probado con su receta Arroz mediterráneo y me ha encantado el resultado.
En este enlace encontraréis su receta muy bien explicada, así que yo solo pongo las fotos de cómo me ha quedado a mí.


Seguro que la repetiré.


Dificultad:  






Aceite Hejul




En la entrada Cachelos con pescado ya os hablé de este aceite, os decía que se trata de una empresa familiar donde producen el mejor aceite que he probado jamás y estaréis pensando que soy una exagerada, pero de verdad que no y además no es que lo diga yo, ni los amigos a los que hemos contagiado el gusto por este manjar, lo dicen los premios que ha ganado, nacionales e internacionales.


En mi casa nunca faltan  estos aceites, ideales para las ensaladas y para la tostada con jamón y tomate de mi desayuno...


Estoy segura de que en cuanto los probéis, tampoco faltarán en la vuestra.



Os dejo el enlace a su página web donde explican los beneficios del aceite, sus productos, los reconocimientos de los que os hablaba e incluso alguna receta.

Seguidores

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...